palabra: olvido

una palabra al día:  olvido

Desde el siglo XIX, el mecanismo del olvido ha sido uno de los temas favoritos de los psicólogos debido a la importancia de la memoria en el funcionamiento de la actividad intelectual como un todo.

La palabra olvido es más antigua que la propia historia de la humanidad. En efecto, sus orígenes se remontan a las lenguas prehistóricas indoeuropeas, en las cuales la raíz lei-w dio lugar en latín al verbo oblivisci ‘olvidar’, de cuyo participio pasivo oblitus se derivó en latín vulgar el verbo oblitare, a partir del cual se formó el verbo castellano olvidar, así como el francés oublier.

Cortázar toca el tema del olvido en Rayuela (1963), al relatar un sueño:

Una certidumbre sola y terrible dominaba ese instante de tránsito dentro del sueño: saber que irremisiblemente esa expulsión comportaba el olvido total de la maravilla previa. Supongo que la sensación de puerta cerrándose era eso, el olvido fatal e instantáneo. Lo más asombroso es acordarme también de haber soñado que me olvidaba del sueño anterior, y de que ese sueño tenía que ser olvidado (yo expulsado de su esfera concluida).
fonte

Annunci

palabras – parole: nada y nadie

una palabra al DÍA:  nada, nadie
Ambas palabras se derivan de dos formas del participio pasivo del verbo latino nasci ‘nacer’: nadie, del participio plural nati, y nada, del femenino singular nata.
Veamos el primer caso: nadie proviene de la locución latina homines nati non fecerunt, que literalmente significa ‘personas nacidas no lo hicieron’ o, más propiamente, ‘nadie lo hizo’. Aparece registrado en español bajo la forma nadi desde el Cantar de Mio Cid. Desde Berceo, usado sólo en frases negativas como nadi no lo hicieron, figura en muchos casos hasta fines del siglo XV. En el Cantar de Mio Cid se lee:
«No lo dizen a nadi e finco esta razon».
Posteriormente, evolucionó hacia naid y naide, considerado como un vulgarismo, aunque fue usado por santa Teresa.
 
 
 

[…] que importa mucho que de sequedades ni de inquietud y destraimiento en los pensamientos naide se apriete ni aflija. (Santa Teresa de Jesús: Su vida).

Corominas señala que se pasó a usar nadie «como reacción contra el vulgarismo».
Nada, por su parte, se derivó de la expresión latina res nata ‘cosa nacida’, que pasó al castellano como ‘nada cosa’ y, posteriormente, nada. Corominas observa que expresiones como ‘no hizo nada cosa’ se utilizan hasta hoy en el castellano hablado en los estados norteamericanos de Colorado y Nuevo México, ricos en expresiones consideradas arcaicas por el resto de la comunidad hispanohablante.

fonte : http://www.elcastellano.org/palabra.php

ellas y yo llegamos al mundo WordPress!!

bueno aqui estamos… en este intento de blog bilingue…veamos cuantas me siguen y como nos va… bienvenidos 

 

eLLaS elLa Lei LoRo